jueves, 15 de noviembre de 2012

Ser un sistema de fragmentos


Decia Baudelaire que "Existen en todo hombre, y a todas horas, dos postulaciones simultáneas: una hacia Dios y otra hacia Satán. La invocación a Dios, o espiritualidad, es un deseo de ascender de grado; la de Satán, o animalidad, es un gozo a rebajarse". No podría estar más de acuerdo, las dos caras del humano, las dos almas del mismo ser. La espiritualidad que nos condena, la animalidad que nos satisface.

Probablemente esta frase de Baudelaire me represente mucho más de lo que muchos son capaces de decir de mí. Soy como ya he dicho muchas personalidades en una misma alma que cuando se mete por las noches en la cama tiene demasiada confusión para saber quien es de verdad. El verbo SER, imposible no pensar en Shakespeare al usarlo. Imposible no pensar en los románticos que buscaban el Yo Individual en sí mismos... imposible no pensar en mí cuando me miro en el espejo tratando de descifrar que guardan mis ojos azul grisaceo detrás de esa mirada que me devuelve el cristal.

Y es que no lamento ser camaleonica, ni ser tantas al mismo tiempo, lamento las consecuencias que de ello se deriva. Disfruto vendiendo la imagen de mi misma que otro quiere que sea. Y cuando no tengo ese referente es cuando entra en juego el caos. Si no soy capaz de ver que es lo que la otra persona, entendida de manera genérica, quiere que sea, el caos se apodera y soy contradictoria cada diez minutos extendiendo el caos a la persona que tengo enfrente.

Dijo Arquimedes de la palanca: "Dadme un punto de apoyo y moveré el mundo", puedo darle demasiadas vueltas a esa frase, pero no seguiré tirando piedras sobre mi propio tejado guiada por mi vanidad irremediable de querer ser leida.

Ser, estar, llegar... Plantearle todas estas dudas a alguien que supuestamente debería saber que responder y que responda demasiado planamente. No puedes pedirle a un alma simple que comprenda a un alma compleja por muchos títulos de estudio de personalidad que tenga. Ciertamente no se puede estar en constante análisis con preguntas sin respuesta, pero la simpleza no es la respuesta, por mucho que yo diga que ansío ser simple. Me equivoque de siglo, Hölderlin, Shelly, Blake, me habrían comprendido.

Pobres mortales del siglo XXI que nunca alcanzareis a los del siglo XIX... y por eso para terminar sigo plagando esta entrada de citas de otros, esta vez de Friedrich Schlegel, la cual podría hacer mía.

"No puedo brindar de mi personalidad ninguna muestra más que un sistema de fragmentos, porque yo mismo soy algo por el estilo; ningún estilo me es tan natural y fácil como el de los fragmentos"



No hay comentarios: