miércoles, 1 de diciembre de 2010

¿UNA CORDURA LOCA O UNA LOCURA CUERDA?

   Otra vez el despertar, otra vez la misma angustia y….el insomnio ¿y por qué?


   El frío y la lluvia vuelven a Madrid y esta vez mi estado de ánimo vuelve a coincidir con el clima de esta ciudad. La música y la poesía parecen haber escapado de mí y haberse perdido en algún lugar donde no soy capaz de llegar, pero a pesar de ello escribo. Escribo sin pararme a pensar lo que estoy diciendo, pero algo digo. Pero esto no me sirve, echo de menos mis poemas, mis rimas, mis versos, y no escribo. Puede que lo que eche de menos sea otra cosa, pero ¿qué? No quiero pensar en ello y sin embargo sino lo hago, jamás volveré a escribir un solo verso.

   ¿Dónde se ha perdido la inspiración, en qué parte de mi corazón se ha quedado? ¿Por qué mi cabeza no la busca? Y un libro que sacas al azar de la biblioteca te da respuestas inoportunas, ¿locura? Quizá, por qué no, acaso no somos todos unos locos sin saberlo. La mayor locura es la que está escondida dentro de nosotros mismos, la que no vemos o no queremos ver. Los locos son más cuerdos algunas veces que aquellos que creemos vivir en la cordura.

   Todo lo que queremos no está y te das cuenta que nunca estará y te crees especial pero ya no lo eres porque has perdido la magia, la gracia, la Poesía… puede que vuelva pero ¿y si se esfuma como el aire del suspiro? ¿Qué será de la pobre poeta, que vivía alimentándose de versos?, ¿qué será del turbulento corazón que se refugiaba en los poemas para tener una razón al sufrimiento? Qué es esto sino preguntas sin respuesta… De repente todo se desmenuza, se quiebra, se cae y más tarde, como en los cuentos, todo vuelve intacto a su lugar casi sin ningún rasguño, pero que ha pasado en medio, ¿quién sabe?, una mirada, una luz, un engaño… quizá.

   Y nada de esto tiene lógica, ni siquiera en mí hay lógica, y quién sabe si queda alma…

No hay comentarios: