sábado, 18 de diciembre de 2010

Invierno de mis entrañas

Como últimamente no escribo nada decente de compartir sigo recurriendo a mis trocitos de pasado. Este data de septiembre de 2008. Uno de mis favoritos. Porque el invierno y el infierno no son tan distintos, ni están tan lejos.


Invierno de mis entrañas

Porque si no me besas tú, los besos saben a vacío,
porque si miro los ojos de otros no me encuentro en su interior,
porque si me acarician otras manos no vuelo tras de ellas,
porque cuando busco cariño en otros brazos no vibra mi voz.

Has conseguido hacerme hielo que quema a otros y no a mí,
has logrado que sea inmune, mas no de ti, sino al amor,
pues cuando otros con pasión me buscan, fríamente los rechazo,
buscando en sus palabras tus suspiros, tus besos… mi razón.

De nada sirve que otro arda dentro de mí sin sentimiento,
si mi cabeza juega con tus recuerdos mientras finjo mi pasión,
de nada sirve oírles recitar en susurros bellos versos,
si en mi memoria solo oigo los que recuerda mi corazón.

Y sin ti mi frialdad se hace patente, la descubren los demás,
ven que la llama del deseo no está encendida en mi interior,
sueño con que eres tú quien en mi pecho esparce su pelo,
y es entonces cuando en mi invierno siento el lejano calor.

No hay comentarios: