viernes, 31 de diciembre de 2010

Adios 2010

Otro año se va. Otro año que pasa por delante de nosotros. El tiempo ese ente imparable que nos persigue vuelve otra vez para decirnos que no podemos derrotarle.


Es probable que mi análisis personal del año que se marcha os resulte indiferente y no os interese en absoluto. Pero es una costumbre en mí y este año no va a ser menos. Personalmente 2010 será uno de esos años que guardaré en mi memoria. Un año que me ha hecho al final volver a otro que creí olvidado.

Analizando hace poco mi agenda descubrí que había cambiado más de lo que pensaba desde enero a diciembre. Empecé el año con una mentalidad muy distinta a la actual. Ingenua e inocente me choque con las verdades que nos depara el destino. Volví a mi esencia y después implacable la desterré.

Es para mí el año de la Poesía. Mi adorada Poesía. Me atreví a plasmar en un pequeño “poemario” todo lo que había construido en estos años. Aunque todo tiene su parte mala, una vez hecho eso, no fui capaz de volver a escribir un solo poema. Espero que 2011 desentierre a las “musas” de nuevo o no sé qué será de mí.

En 2010 conocí a gente fantástica y tuve a mi lado a personas maravillosas. Este año también ha sido para mí el año que pase de ser una especie en extinción a ser alguien normal. El año que mi sueño favorito me decía que era cada vez más lejano; el año que baje al invierno de nuevo; y el año que me recuperé de mi misma y subí sola a las nubes.

El año que tuve que pasar por el quirófano por una tontería, dos veces, y en ambas me aferraba al mismo recuerdo para mantener la calma, mientras el cirujano me dejaba una cicatriz visible cerca del órgano que mas dañado se ha quedado este año.

El año de Cuba, de Marrakech, de Zamora y de algún sitio más. El año en que mis amigas han sido aún mejores si se puede y me han enseñado cada día una cosa nueva.

Para terminar diré un “algo” de cada mes, algo que sólo con leerlo un instante desempolve todos mis recuerdos de este año que me deja. Porque por mucho que lo niegue soy una sentimental.

ENERO: cayendo en mis errores
FEBRERO: Cuba y Quirófano
MARZO: Despierta
ABRIL: un añito más mayor
MAYO: Recayendo más que nunca
JUNIO: Yo puedo y quirófano de nuevo
JULIO: La edad de la inocencia
AGOSTO: Querido Madrid
OCTUBRE: Orgullo y Prejuicio
NOVIEMBRE: Por el placer de escribir a las rosas en invierno
DICIEMBRE: volviendo a 2008 y sin saber nada

 Así 2011 se presenta como el año de los retos, aunque hay uno que es el más importante de todos. En 2011 descubriré quién soy y cómo soy. Pese a cualquier cosa me descubriré a mi misma.

 ¡Feliz año y espero que cuando estemos peor estemos como ahora!

No hay comentarios: